Causa en Común @ Policía Honesta - Enero 2017, 2017!

  

Derechos de los agentes de policía

  

info3

 

Para que la Policía funcione adecuadamente, los ciudadanos y las instituciones tenemos la responsabilidad de respetar y hacer valer sus derechos. Un policía sin derechos, no tiene ningún incentivo para respetar los derechos de los demás.

 

Es nuestro deber ético hacer valer y respetar los derechos de los policías que nos cuidan.

 
Derechos de los policías
 
  • - Derecho a la capacitación, entrenamiento y profesionalización otorgada por la institución para el adecuado ejercicio de sus funciones.
  • - Derecho a salarios y prestaciones dignas en función del riesgo de su función.
  • - Derecho a tener una vida familiar y personal digna.
  • - Derecho a servicios de salud y prestaciones sociales.
  • - Derecho a atención médica y psicológica requerida como resultado del ejercicio de sus funciones.
  • - Derecho a defensoría jurídica con motivo del ejercicio de sus funciones.
  • - Derecho a recibir el equipamiento y los implementos necesarios para el ejercicio de sus funciones.
  • - Derecho a ser respetado por su rol social.
 

Responsabilidades

 

  •  a) Trato firme, pero digno y respetuoso

El trato a la ciudadanía determina, por principio, qué tanto será respetado un agente de policía. Un trato amable y respetuoso permitirá generar confianza en los ciudadanos.

 

  •  b) Atención inmediata de solicitudes de servicio

Mientras más tarde la Policía en atender las solicitudes de la ciudadanía, más fácilmente se dejará de confiar en su función.

 

  •  c) Mediación y negociación

Si hay conflicto o violencia entre particulares, la Policía puede intervenir para evitar que se agrave, utilizando un trato firme, pero digno y respetuoso de las personas.

 

  •  d) Uso gradual de la fuerza

Se requiere que los policías estén entrenados en el manejo de la fuerza para utilizarla de manera racional y conforme a los tipos de evento que, en su vida profesional, puede atender. Las instituciones deben disponer de estos protocolos y entrenar a su personal en su aplicación, de otra forma se genera abuso y violencia.

 

  •  e) Intervención según tipo de problema a resolver

Los recursos de la Policía son limitados, por eso es importante que se usen racionalmente. A cada tipo de caso se debe disponer de manera racional el número y tipo de personal y equipamiento que habrá de atenderlo, con la capacidad de escalarlo en gravedad según la secuencia de los eventos que ahí ocurran.

 

  •  f) Empatía y proximidad social

La adopción de la filosofía de proximidad social es una de las formas más aceptadas para mantener un contacto permanente con los ciudadanos, fomentar la denuncia y ganarse su confianza.

 

  •  g) Capacitación adecuada

Los policías deben solicitar y recibir la capacitación que les haga falta para garantizar el cumplimiento de los principios de la función policial. Sin ella, los abusos por omisiones y desconocimiento se vuelven más frecuentes.

 

  •  h) Afirmación de su rol social

El rol de autoridad de la policía debe ser aplicado no solo en su vida profesional, sino en su vida personal. Los agentes de policía deben ser un ejemplo de cómo deben comportarse los ciudadanos, solo así se puede obtener el reconocimiento social.

Tipos de abusos contra policías

 

Los policías no sólo pueden ser responsables de los abusos que ocurren contra la ciudadanía, también son víctimas de abusos por parte de sus mandos como resultado de un diseño estructural de las instituciones que puede permitir que haya situaciones que violentan sus derechos humanos y laborales, mismos que, a su vez llevan a que los agentes se sientan deprimidos, poco comprometidos con la institución y enojados por la forma en que se mira su trabajo. Si se desea aspirar a una policía digna, honesta y profesional, es indispensable que la propia estructura de las instituciones policiales se transforme para garantizar mejores condiciones laborales y profesionales a sus integrantes.

La forma en que está redactado el artículo 123 apartado B de la Constitución, facilita que sean sujetos de todo tipo de abusos institucionales

 

Los abusos que los agentes de policía sufren durante su función son:

 

  •  a) Cobros indebidos y extorsiones info6

Ocurren cuando los oficiales en posición de mando, solicitan alguna cuota a los agentes para: permitirles trabajar en cierta zona o usar cierto tipo de vehículo, quitarles faltas, evitar arrestos, obtención de incapacidades, uniformes y cualquier otro tipo de trámite que por su naturaleza debe ser gratuito y a cargo de la institución. Incluye cobros por uso de equipamiento (patrullas), así como la asignación de zonas de patrullaje y el cobro de cuotas periódicas para mantenerse así.

 

  •  b) Horarios inhumanos y falta de conciliación entre su vida laboral y personal

Horarios de trabajo que exceden la capacidad física humanamente posible de permanecer alerta. Además, los horarios se reflejan en la vida personal: menos tiempo libre para disfrutar el desarrollo personal y convivir con su familia y seres queridos, reduce la motivación para trabajar, así como puede provocar enojo contra la institución y los mandos.

 

  •  c) Uso de fuerza de trabajo para tareas no relacionadas con su función

Ocurre cuando los policías son comisionados a tareas de servicio que no están contempladas en la función policial y en sus obligaciones estrictamente laborales como, por ejemplo: hacer arreglos de jardinería o albañilería en casas de mandos, labores de chofer para hijos y amigos de los mandos, asistencia para realizar compras o favores personales, por mencionar algunas.

 

  •  d) Carencia de prestaciones sociales, y salarios indignos

Falta de garantías laborales para realizar su función con plena protección institucional dirigida a proporcionar a sus integrantes una calidad de vida digna, que favorezca su compromiso institucional y minimice los riesgos de corrupción debida a carencias económicas intrínsecas a los ingresos personales. Destacan aquí: salarios, falta de seguridad social, seguros de vida y de gastos médicos, créditos para casa, auto o personales, opciones de atención psicológica en casos de síndrome de estrés postraumático, apoyo médico para seguimiento restricciones que comprometen la realización normal de sus funciones, ente otras.

 

  •  e) Arrestos indebidos

Abuso de posición de poder para obligar a los agentes a realizar funciones que no les corresponden. Excesos en la aplicación del régimen disciplinario derivados de interpretación excesivamente rígida de los códigos de conducta y ética policial.

 

  •  f) Abuso verbal y físico

Insultos, vejaciones y cualquier tipo de trato de provoque ofensas y vejaciones físicas, emocionales y psicológicas al personal.

 

  •  g) Tráfico de plazas y zonas de trabajo

Cobros o intercambio de favores para asignar puestos de trabajo o plazas en determinadas zonas, cuyas características son favorables a la corrupción o para facilitar las funciones de los agentes.

 

  •  h) Ascensos, estímulos y premios discrecionales

Uso y abuso de posiciones de mando o con facultades para la toma de decisiones que permitan el nombramiento de cargos y posiciones en las cuales se hace uso de concursos de ascensos, estímulos y premios, arreglados previamente para favorecer a personas más por una relación de amistad o poder, que por su mera capacidad profesional y logros.

 

  •  i) Sometimiento a órdenes ilegales

Imposición de órdenes para realizar actos fuera de la ley o de le ética policial bajo el chantaje o el pretexto de despidos, arrestos o sanciones dirigidas a afectar el historial y el prestigio de quien o quienes son sujetos a este tipo de presión.

 

  •  j) Violaciones a derechos humanos y procesales cuando son acusados de alguna falta o abuso

Carencia de entramado jurídico y procesal sobre la función de la policía, además de carencias en el régimen disciplinario que dejan a los agentes acusados de algún abuso en el desamparo legal, permitiendo abusos contra su función y su persona.

 

  •  k) Carencias en equipamiento, uniformes e infraestructura adecuada para realizar sus funciones

En ocasiones, la institución hace que los agentes paguen por sus uniformes, balas, fornituras, gasolina de las patrullas, entre otros implementos sin transparentar los recursos que está etiquetados para ello.

 

  •  l) Procesos de capacitación y profesionalización irregulares

La complejidad y gama de funciones de la policía requiere un proceso permanente de formación que garantice personal preparado para afrontar cualquier tipo de emergencia y situación que rompa con la tranquilidad de un espacio determinado. Ello requiere contar con una multiplicidad de habilidades, destrezas y capacidades que la institución policial tiene obligación de ofertar. Esto no ocurre en la realidad. Los agentes de policía solo acceden a procesos de formación básicos que no facilitan el desarrollo profesional en los ámbitos que les toca intervenir.